Archivo por meses: diciembre 2006

Alegrémonos

¿Qué es la alegría?

La alegría es una respuesta exagerada del organismo al entrar en contacto con determinadas sustancias capaces de provocar una reacción alérgica. Se las denomina “alegrémonos” y se las suele encontrar en el aire, en los alimentos, en los días de sol y también en los de intensa lluvia.

Diez latidos

de cada diez latidos
cuatro son tambores
seis son trompetas
y uno es un rosal de rosas blancas

¿qué es una rosa?

de cada diez latidos
diez son para ti
y uno para el paquete del regalito
que va para el remitente:
tu casita cerca de la estación

(¡Feliz Navidad! Amor Love Amore)

Manrique: hasta pronto!!!

CARRIEGO

chaplin para hablarte Evaristo
cuando sabe la floristera quién es él a acariciarle las manos
en parís las manos qué bien colocadas
qué suaves

mi old violín barnizado del amor y la ternura
(perdido en la noche oscura)
debo sacarlo a la luz tuya

Yo, que me olvido de todo sobre el piano que nunca tuve
-como estoy de novio todo me olvido sobre la pianola…
El píloro, la pila, el agua cuando voy a cargar las pilas,
mi cabeza, un corto-circuito. Y como no me acuerdo un pepino,
de nada, ni nado, pienso en como estoy en condiciones de
contarles un corno.-
que tengo tantas sillas que nadie ocupa
y he dado tantos malos pasos que nunca fueron buenos.

lo mejor que puede hacer por ti, es:
ofrecerte un beso –viril-
colocarte un malvavisco en el monumento que no tienes
menefregarme en borges que nunca te descubrió
(carriego rima con vidente)

andar por la calle honduras con todo recato

evaristo espliego
vos caminabas por tu barrio como camino yo
mirando el cielo

(Este poema es de Manrique Fernández Moreno, poeta porteño que partió del Planeta Tierra, el miércoles 20 de diciembre, con boleto de vuelta. Siempre estará volviendo, con la sonrisa fácil, la carcajada batiente y los ojos cansados de tanto mirar este mundo raro)

Amore

una mujer para cantar
una ciudad para cantar
para sonreir
para pedir
la belleza de amar
como el sol
como la flor
como la luz

amar sin mentir
ni sufrir
existiría la verdad
la verdad que nadie ve
si en el mundo
todos fuesen
igual a vos

(Vinicius di Moraes) Saravá!!!

Porteño y de Estudiantes

Uno vivió humillado y ofendido
se sintió negro, paria,
risible minoría.
adventista, croata
o bicho raro.

Uno aguantó silencios,
miradas bocayunior,
sonrisa riverplei
y condolencias.

Uno sufrió, mintió,
dijo no es nada,
se congeló el amor en un descenso,
honestamente quiso sacudir su carga.

Uno debió explicar con voz de tío
que había una vez un Lauri,
y había un Guaita,
y había una delantera,
y había un sueño dragón y una princesa,
había un rey Estudiantes de La Plata.

Uno dejó colgada durante veinte años
la foto de Zozaya,
porque sí, porque bueno, por costumbre,
porque le daba no sé qué sacarla.
Y un día la sacó
como se sacan
los relojes viejos,
el diploma de sexto
o las nostalgias
(estaba desteñida y amarilla,
y en la pared quedó como una marca
o un fantasma.)

Uno se fue,
se rechifló del fútbol,
por despecho
se volvió criticón y sociológico;
se dedicó al latín, al mus, a la política,
al ajedrez, al sánscrito, a la siesta,
a la literatura, o a Bethoven,
o simplemente a nada.

Y se indignó
y habló del opio de los pueblos,
y la revolución
que se vacía en el vicio de las canchas.

Y aguantó como un hombre,
y vio a su hijo
colgar la foto de Rattin
(justo en aquella marca)
y lo vio bostezar
de tanto cuento viejo y tanto Lauri,
tanta caperucita y príncipe encantado
y tanto rey Estudiantes de La Plata.

Uno vivió humillado y ofendido
se sintió negro, paria,
risible minoría
adventista o croata.
Entonces
¿se dan cuenta
por qué ando así
bastante bien últimamente
con sonrisa de obispo
y con dos alas?

(Humberto Costantini)

para vos, Horacio Fiebelkorn, amigazo y pincharrata