Archivo por meses: julio 2007

Castañuelas de carne

las pasiones nacen y mueren
en forma involuntaria
y siempre el agua
que lava todo
y se lleva todo
con la maliciosa
la eficaz inercia del tiempo

tu gesto de linda:
abrir y cerrar
la manito derecha
como una castañuela de carne
los pulsos de la vida
como confites
derramados
sobre piso recién encerado

Puente

Hoy te busqué en la rima que duerme
con todas las palabras
si algo callé es porque entendí todo
menos las distancia
desordené átomos tuyos
para hacerte aparecer
(un día más, un día más…)
arriba el sol abajo el reflejo
de cómo estalla mi alma
ya estás aquí y el paso que dimos
es causa y es efecto
cruza el amor yo cruzaré los dedos
y gracias por venir gracias por venir
adorable puente
se ha creado entre los dos
cruza el amor
yo cruzaré los dedos y
gracias por venir
gracias porvenir
adorable puente…
cruza el amor
cruza el amor por el puente
usa el amor, usa el amor como un puente

(Gustavo Cerati, Buenos Aires)

El tiempo corre

el tiempo corre
win derecho de alas inmensas

todos negros de la tribuna
hinchamos por nosotros mismos
mientras el tiempo
ave feroz en vuelo rasante
tira el centro atrás
y la globa en el aire
porta sueños de eternidad

Siempre es el caribe nuestra vida

siempre es el caribe
nuestra vida
en la escena desprolija
canta el gallo en la mañana
y escucho voces que no son
voces que no entonan
con el hierro y el sol sucio
de las tardes en el sur
canta el gallo en la mañana
y se subleva
en el albur torcido de las grelas
se eleva su voz sobre las terrazas
sobre las antenas viejas
sobre la ropa olvidada
de los nocheros sin regreso

el piano de cola
se trepa a tus senos
con patitas de araña
con patillas ortopédicas
y descubre el corazón de la ciudad
en una ventana abierta
de par en par

La felicidad

La tristeza no tiene fin,
la felicidad sí.

La felicidad es como la pluma
Que el viento va llevando por el aire:
vuela tan liviana pero tiene la vida breve,
necesita que haya viento sin parar.
La felicidad del pobre parece
la gran ilusión del carnaval:
trabajar todo el año
por un pedacito de sueño
para disfrazarse de rey,
o de pirata o de jardinero,
y todo se termina el día miércoles.

La tristeza no tiene fin,
La felicidad sí.

La felicidad es como la gota
De rocío en el pétalo de una flor:
Brilla tranquila, después se desliza
y cae como una lágrima de amor.

Mi felicidad está soñando
en los ojos de mi amada,
es como esta noche pasando, pasando
en busca de la madrugada,
hablen bajo por favor…
para que ella despierte alegre como el día
ofreciendo besos de amor.

La tristeza no tiene fin,
La felicidad sí.

(Vinicius de Moraes, Brasil)