Archivo por meses: octubre 2009

Ayer al mediodía, sobre la senda peatonal de San Juan y Defensa, un duo de atorrantes tocaba la música de la Pantera Rosa. Uno hacía sonar una opaca trompeta, apuraba las notas antes de que cambie la luz del semáforo, el otro hacía el acompañamiento rítmico con un tambor que se piantó de la murga del barrio. El malabarismo pasó de moda, pronto estallarán melodías en todas las esquinas. Pareciera que el diablo está musicalizando la ciudad del infierno. Cuando el amarillo pasó al verde, la recaudación fue un billete de dos pesos, tres monedas de no sé cuanto y estas palabras que son nada, nada de nada…

La primera línea

formateado por la poesía
no me puedo alejar
de la primera línea
como de una orilla
llena de poderosos imanes
tiro mis palabras al agua
y rapidito se clavan en el fondo
aguantando la respiración
arman jardines acuáticos
de hojas parlantes
donde caballitos de mar
giran en calesitas de sal
un camalote va flotando
lleno de flores
dentro de ti

yo me pregunto
¿cómo será la última línea
la del horizonte?

Vals municipal

Una vez y otra vez
cantaremos la fiel serenata.
Diganme donde está, como es
Buenos Aires la reina del Plata.

Es un hombre con una mujer
que se besan en Pampa y la vía.
Es el eco de un tango de ayer
que el zaguán no olvidó todavía.
Es un loco por Libertador
que matándose cruza la vida
y es la flauta del afilador
que recorre la calle Laprida

Es un sol de Quinquela Martín
y es soñar con el mar desde el río.
Es la noche de Villa Piolín
que nos llena de culpa y de frío.
Es la guerra y la demolición
arrasando paredes y calles.
Es París en el teatro Colón
y en los libros de Plaza Lavalle.

Es un chico que piensa en inglés
y una vieja nostalgia en gallego.
Es el tiempo tirado en cafés
y es memoria en la Plaza Dorrego.
Es un pájaro y un vendedor
que rezongan con fe provinciana.
Y también es morirse de amor
un otoño en el Parque Lezama.

Una vez y otra vez
cantaremos la fiel serenata.
Diganme donde está, como es
Buenos Aires la reina del Plata.

María Elena Walsh, Argentina

¡Salud a la cofradía!

Salud a la cofradía
trotacalle y trotamundo.
Todo nos falta en el mundo
todo, menos peronismo.

Y viva la santa unión
de Sin-ropas y Sin-tierras.
Todo nos falta en la tierra
Todo, menos peronismo

Corto sueño y larga andanza
en constante despedida.
Todo nos falta en la vida,
Todo, menos peronismo.

(Cover de un poema de Raúl González Tuñón)