Archivo por meses: enero 2010

Tópico Pizza


Anoche, después del recital de Javier Martínez, frente a los mingitorios de Güerrín, mi amigo Ramiro me dijo: “el tópico central de la obra de Javier Martínez es el tiempo”. Estoy de acuerdo.

¡Feliz cumple Bocha!

Hoy Ricardo Bochini está cumpliendo 56 años. Entre las muchas cosas que tengo que agradecerle a Dios, una es haber visto jugar en una cancha a Bochini. Lo seguí durante toda su carrera, dando vueltas y vueltas, sacando todas las sortijas de la calesita de la gloria, hasta la última gambeta en ese fatídico 5 de mayo de 1991, cuando un animalito con dos patas llamado Pablo Erbín que jugaba para Estudiantes, una especie de Mark Chapman o Lee Harvey Oswald del subdesarrollo, se transformó en inesperado verdugo al propinarle el tremendo patadón que le destrozó la rodilla consumando el magnicidio que lo mandó para siempre al arcón de los sueños. Porque el Bocha fue eso: nada más que un sueño, nunca existió, lo imaginamos juntando entre todos los cachitos de bondad y belleza que siempre se encuentran en el fondo de la olla. Como el albatros de Baudelaire, cuando desplegaba las alas en el cielo del campo rival te dejaba mudo, boquiabierto y atónito ante el espectáculo sobrenatural, se te llenaba el alma de sol y lo abrazabas al que tenías al lado como si fuesen las doce de una Navidad. ¡Gracias Bocha! Una patota de santos y arcángeles todos los domingos te ataban los botines y hoy custodian tu recuerdo en el replay del corazón.

Alerta amarillo

Por C5N están informando que hay “Alerta amarillo”. Explican que “Alerta Amarillo” es cuando hay riesgo de muerte de “leve a moderado” por las altas temperaturas que están ocurriendo y la dramática incidencia del sol. Modestamente propongo un “Alerta Plateado” para los días de luna llena o un “Alerta blanco” para los días muy nubosos. Si seguimos así va a llegar un día en que la gente no podrá salir de sus casas, las calles quedarán vacías, será un enero eterno, de sol furioso y sin partidos.

Éramos muy jóvenes

confundíamos árboles con fuego
frutas con ceniza

las guitarras ardían
como hembras por la noche

creo que había demasiado alcohol
o anfetaminas
y el vértigo
era una forma de belleza

nos tatuábamos corazones en la espalda
y poseíamos mujeres
con tigres en el pecho

todo el mundo llevaba una joroba
a punto de estallarnos
en la cara

(Jorge Spíndola, Argentina)