Archivo por meses: junio 2010

Pirilomaníaco

Para minimalistas. Ni platos tiene. Ni mesas, ni baños, ni nada que no sea muzzarella, fainá, fugazza, fugazza rellena y un público fiel que espera que abran cuando se les cante. Un local de ocho metros cuadrados que saca pizzas en moldes de 60 centímetros de diámetro y las despacha en caja o servilleta. Si te portás bien te venden un vaso de moscato. Lo único que sobra es la mística. Mentira: también chorrea el queso y desbordan los clientes. Funciona desde 1932; desde que Pirilo murió atienden sus hijas, bastante distintas a Narda Lepes. Suelen ser las únicas mujeres en ese antro con tacheros que no dicen “hasta mañana”. La fainá estaba a cargo del hermano de Pirilo, y cuando éste murió, en los años ochenta, dejaron de ofrecerla. Fue más de una década de luto para los paladares de San Telmo. Por suerte, ya hace tiempo que el dúo sale completo. Un mediodía cualquiera se escuchó a alguien decir: “Sólo por esto valió la pena haber vuelto a Buenos Aires”.
Defensa 821, San Telmo

Poema mundial

vi un gol de Inglaterra
en una panadería
-el plasma que tienen está buenísimo-

un gol uruguayo
me encontró
en una panchería de Belgrano
-tienen un televisor de 14
que pestañea cada tanto-

cuando el gol guaraní
frente a Italia
comía un puchero
en la casa de mis viejos

con el cuarto gol de Argentina
hoy me desperté
con la boca llena de gol
-pero era un bostezo-

(dedicado a mi amigo Churchill)

Alta traición

No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
y tres o cuatro ríos.

(Jose Emilio Pacheco, México)

El grado cero de la imaginación

el grado cero de la imaginación
el miedo a la banalidad
y ese maldito orgullo trascendente

hoy pisaste una hormiga
y te acordaste que pertenecés
a algún orden natural
a un espacio sucesivo
donde las cosas contingen
se relacionan y se revuelcan
como las palabras en una oración
a un dios que no es el tuyo
valerio del lenguaje
petimetre del la teoría
empanada de pescado
agua de la canilla
rey del cloro
dueño de la pelota
te mandaron al arco
a defender santos y señas
claves oxidadas
por la indiferencia popular
culo de vieja bajo el tapado
hediendo a naftalina
y librito que no se le para
cuando te pasan una guitarra
en vez de tocar “Humo sobre el agua”
pensás en el nácar de los clavijeros
en el origen de la madera
en tus investigaciones omitís
los datos de la piel
las voces olvidadas en la borra del café
el whisky el rapé
las mañanitas argentinas
el privilegio de estar vivo
las mañas de la sangre
la velocidad de un taxi
en la inmensa quietud

te colgaste de las aspas del ventilador oficial
y agarrado como una laucha
girás sin parar
con el agujero fruncido
tarado de cumpleaños
mula de calesita
eugenio equis claudito

yo me pregunto:
si tanto te gusta lo complejo la estrategia
¿por qué no te anotás
en un torneo de ajedrez?
conozco un buen club
en una galería del centro

che vos gansorocosongo
colgate un calculín en la mollera
y dejá la pluma pa los indios
que andan muy cabreros

La Poesía

“La Poesía tiene mas energía y poder que toda la industria de Hollywood y Broadway juntas, solo que le ha faltado mostrar agallas, necesita personas que la traigan a la vida, necesita escándalo, necesita danza, necesita música,…”
Charles Bukowski (Poetry in motion, 1982)