Archivo por meses: agosto 2010

Cuando la ciudad se me quiebra en la diagonal

qué perverso criminal
diseñó ese bar
igualito a la oficina
cuando morfás al mediodía
parece que siguieras laburando
cuchillo y tenedor
pico y pala
codo contra codo
almizcle de perfumes varios
y el rezongo del mozito
por la nula propina
y la gomina petrificada
en el pelo del ayer
el plato es un monitor
donde tu cara se refleja
y te mira con tristeza
en las altas torres del Puerto Madero
con el maravilloso pulso de César Pelli
se está dibujando
una carita feliz
entre las nubes
que lentamente hacia el sur
se desplazan
casi un ballet
de piernas solas
de piernas tantas
entre códigos de barras y sellos
y etiquetas sin nombre
en una gran marquesina
tachaduras del destino:
-tachame la doble-
Y Dios que chorrea
de los aires acondicionados
y Dios que chorrea
de los dinteles de los antros matinales
y Dios que chorrea
por debajo de las grandes de muzzarella
cuando la ciudad se me quiebra en la diagonal
junto todos los pedazos
y no estoy en la primera ni en la tercera
dimensión
y dale que me hago sopita
frente a ti
y me tomás a grandes cucharadas
bajo la cruz del sud
y dale que me hago el logi
y me olvido por un rato
del mundo de Buenos Aires
de Enrique Pinti y de Perón también

Encierren al maldito

¡la fiesta del sol!
encierren al maldito
¡escobas de oro
barriendo la maldad!
encierren al maldito
¡lanzallamas y zancudos!
encierren al maldito
¡la globa se incrustó
en un ángulo imposible!
encierren al maldito
¡pedazos de cielo
en el fondo de los vasos!
encierren al maldito
¡besos mil!
encierren al maldito
¡el cosmos!
encierren al maldito
¡espectaculares eventos astronómicos!
encierren al maldito

Por la vida tanta

cuando no pienso en nada
mi mente es un papel
y el corazón un lápiz
siempre afilado
por la vida tanta
la inspiración
pasa una vez cada vez
y hay que agarrarla
como a una sortija
como a un puñado de sal
y también soy este perro
que aprendió a cruzar la calle
a los saltitos
por la senda peatonal
la cola se me mueve sola
y de mis ojos casi humanos
sale una expresión
que se parece mucho a la alegría
y voy entrelazando esquinas
como una bordadora incesante
y voy cerrando el detalle
en el panorama enorme
en este silencio con canción
hoy ya es hoy
deja que mi amor abra la ventana

Poniendo nombres a los animales del zoo

una vez quise
ponerle nombre
a todos los animales
del zoológico
y me di cuenta
que había más nombres
que animales
rodeado de Mabeles
Ernestos y Margaritas
se perdió mi nombre
en una multitud
de Cachos Chelas y Titos
hasta que me volví
este animal
que te hace caritas y guiños
que te saca la lengua
en solar domingo
a la tardecita