El poeta de la Gran Cabeza

el Poeta de la Gran Cabeza
hoy se cayó en un pozo ciego
erotizado por la profundidad
rogó a los cielos
que ese abismo
no se terminara nunca
apretó fuerte un adjetivo
que tenía en un bolsillo
y ahora conoce finalmente
el otro lado de las cosas
donde su Cabeza brilla
como un asteroide desconocido