Poema del tin tin

Don Diego de Rojas
en un día así,
cuatrocientos años ha,
cruzó este ventoso,
quebrado país.

trescientos soldados
fueron por aquí,
cuando la conquista
heroica y rüin.

Tin-tin de cencerros
de armaduras y
de espuelas y espadas
oyó el Calchaquí.

Sonaron pedradas
zumbaron hondazos, tin-tin…
pasaron los siglos,
y de aquel trajín
de los castellanos
y del calchaquí,
sólo queda el eco perdido… Tin-tin.

(Juan Carlos Dávalos, Salta, Argentina)